Aventuras·Fotografía·Vida a bordo - Life on board

Vida de fotógrafo a bordo (II) El fotógrafo viajero

Air window
Vista del cielo de Sao Paulo.


Estoy finalizando el contrato, y me doy cuenta que en el diario no he publicado nada relacionado a los itinerarios de viaje de un fotógrafo de cruceros.

Viajar es una de las pocas ventajas que ofrece este empleo, es una manera de explorar brevemente algunos lugares. Digo brevemente porque como tripulante es difícil conocer el corazón de una ciudad por lo corto del tiempo libre.

Hasta ahora, he recorrido unas 16 ciudades, quizás algunas más que de momento estoy olvidando. Donde ven los puntos rojos son las ciudades e islas que conocí desde que renuncié a mi trabajo como comunity manager y empecé a “gitanear” cámara y maleta en mano.

Perú –> Brasil

Mi primera salida de Perú fue en 2013, a mediados de mayo. El ticket  “Lima- Fortaleza” me llevó al nordeste de Brasil. Por motivos de trabajo, fui enviada dos meses después a Recife.

Las vacaciones llegaron y partí a Natal, en el estado de Río Grande del Norte, a inicios de setiembre del 2013.

Después de una larga estancia de 6 meses en el nordeste, llegué por invitación de unos amigos al centro, Brasilia, la capital futurista de Sudamérica.

Moderna y ordenada, Brasilia es una ciudad a la que recuerdo con mucha cariño, pues viví tres meses junto a mi familia brasileña.

Finalmente, en febrero del 2014 retorné a Lima para una “breve” escala antes de partir a Estados Unidos. Resalto la palabra breve, pues esta parada no debía tomar más de 4  semanas antes de volar a Miami para unirme al crucero.


Perú –> Estados Unidos – Canadá – Caribe

No fue hasta quincena de mayo que logré llegar a Miami, conociendo amigos de Jamaica, China y Sudáfrica e improvisando el inglés aprendido en el colegio.

Image, la actual compañía para la que trabajo, me envió al Celebrity Summit el 17 de mayo, hace 8 meses. Desde ese día mi itinerario, es el itinerario del navío.

De mayo a la primera semana de setiembre estuvimos entre Nueva Jersey y las Islas Bermudas.

De setiembre a noviembre, cruceros de 14 días a los puertos de Bar Harbor, Sydney,  Charlotte Town (Prince Edward Islands), Halifax, Quebec, Saguenay y Portland.

Desde quincena de noviembre hasta ahora estamos entre San Juan (Puerto Rico) y las islas  caribeñas de San John, San Croix, Dominica, San Kitts y San Marteen.

Mis puertos favoritos han sido los canadienses: Free Wifi en la mayoría de los puertos, gente  simpática, frío rico, las montañas, los amaneceres, la arquitectura de las ciudades, las calles de Quebec y Halifax.

En cuanto al Caribe yo me quedo con Puerto Rico. Con más destinos para visitar y conocer, barrios como el viejo San Juan y una variada gastronomía. El parecido del viejo San Juan con algunos distritos de Lima como el Callao y Barranco es interesante.

Como mencioné anteriormente, el tiempo libre de un fotógrafo a bordo es muy limitado, así que todo dependerá del horario de trabajo, los ajustes de seguridad de cada puerto y del propio barco para poder salir y conocer.

De Los Andes a Los Balcanes
A pocos días de acabar el contrato, pienso que nunca pensé llegar hasta estos lares. Quizás porque mi mayor sueño siempre fue ir a Europa y conocer París o Barcelona, pero los caminos de la vida son bastante impredecibles…

Después de todo, llegaré al viejo continente en unos días. Y no será París ni Barcelona.

Como ustedes saben vivo enamorada del cine, especialmente del cine europeo y de extremo oriente. Algún día un amigo me llevó al pasaje 18 de Polvos Azules en el Centro de Lima y me  introdujo al mundo de Emir Kusturica.

Recuerdo con cariño muchas tardes y noches escuchando las bandas sonoras de “Underground”, “La vida es un milagro”, “Gato negro, Gato blanco”… descargando toda la música posible de Goran Bregovic e intentando pronunciar inútilmente las letras de algunas canciones.

De aquel entonces, han pasado unos 10 años cuando me empecé a interesar por la cultura balcánica y en especial por la historia de la ex-Yugoslavia.

Bien dicen que todos los caminos conducen a Roma, y todo ese afecto por los balcanes tiene ahora un sentido muy personal, un vínculo fuerte que me motivó a elegir Serbia como mi primer destino en Europa.

Serán 19 horas de vuelo con escalas en Amsterdam y París hasta llegar a Belgrado. Aún en el barco, Marko (mi novio) y yo ya estamos contando los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s